info@grupocimentart.com
(+34) 965 654 637
esen

Cómo aplicar microcemento en 5 pasos

Microcemento | Cemento Alisado > Actualidad > Microcemento exterior > Cómo aplicar microcemento en 5 pasos

Cómo aplicar microcemento en 5 pasos

Autor: Grupo CimentArt
Categoría: Microcemento exterior, Microcemento interior
Cómo aplicar microcemento en 5 pasos

Aplicación del Microcemento 

Este es un breve resumen de loa pasos a seguir para la aplicación del microcemento.

El microcemento es un revestimiento decorativo de acabado final, esto significa que debe ser hecho al final de su obra o reforma y no antes.

No es difícil aplicar el microcemento, pero sí que se necesita de cierta destreza a la hora de usar las herramientas necesarias (llana, espátulas y rodillos). Lo más importante es respetar dos cosas: las proporciones de mezcla de los componentes y el grosor que necesita cada capa.

Proceso de Aplicación

1. Preparación del soporte

Lo primero es comprobar que el soporte esté limpio de polvo, grasas, recto, completamente seco (sin humedad capilar ni humedad por aplicación de yesos o cementos), bien firme y lo más recto o liso posible.

Existen 2 tipos de soportes para aplicar el microcemento:

  1. suelos o paredes que necesitan regularización (por ej: paredes de azulejo o paredes enlucidas de cemento. En el caso de los suelos, se incluyen todos, sea como sea que están realizados).
  2. paredes completamente lisas (por ej: paredes enmasilladas lisas o paredes de pladur).

En el caso de los suelos o paredes que necesitan regularización necesitamos aplicar algún paso extra para preparación del soporte. En el caso de paredes lisas, el proceso es más rápido y menos costoso.

Una vez comprobado el soporte, procedemos a la colocación de cintas de carrocero.

2. Regularización del soporte

Opcional: en el caso de los suelos o paredes que necesitan regularización primero estire la malla de fibra de vidrio sobre el soporte. Esta malla le ayudará a 2 cosas: la aplicación del microcemento base (el microcemento que se usa para regularizar) y tapar imperfecciones y juntas de baldosas o azulejos). La unión de este microcemento con la malla producirá una mayor resistencia a la fisuración.

Colocamos una cinta de carrocero para proteger zonas, esquinas, muebles etc… y aplicamos el Puente de Unión. Con este producto conseguirá una perfecta unión entre el soporte existente y el microcemento. Se aplica fácilmente con un rodillo de pelo corto y la limpieza de la herramienta se realiza con agua. Seca normalmente entre 20 a 40 minutos (dependiendo de la absorción del soporte).

Si previamente ha colocado la malla de fibra de vidrio, aplique el puente de unión sobre la malla y este proceso le ayudará a que quede pegada la malla al soporte, facilitando así la posterior aplicación del microcemento.

En el caso de suelos o paredes que necesitan regularización aplique el microcemento base sobre la malla y el puente. Este microcemento se aplica en capas de 1 mm y se recomienda aplicar 2 capas de este producto. Se aplica con una llana de acero y una vez que está completamente seco, se lija con grano 40 para que quede liso y quitar imperfecciones. Una vez terminado el lijado del microcemento base, debe de quitar el polvo con ayuda de un aspirador o paños húmedos y deben ser retiradas las cintas de carrocero.

3. Microcemento de acabado

Coloque la cinta de carrocero. En este paso aplicamos el microcemento fino. Este microcemento es el de acabado final, es un microcemento muy fino y su resultado es unos efectos marmóreos muy estéticos. Se aplica con una llana especial de plástico, que es muy flexible. Recomendamos aplicar 2 capas de este microcemento, cada una de 0,1 mm (el grosor de un folio) y un lijado suave entre capas y de la capa final con grano 180 a 200. Después aspiramos el polvo resultante del lijado y volvemos a retirar las cintas de carrocero.

4. Sellador

Colocamos las cintas de carrocero. El sellador sirve para quitarle la absorción al microcemento y comenzar a crear la primera impermeabilidad. También realza el color definitivo del microcemento. Se aplica con un rodillo de pelo corto de una forma sencilla.

5. Barniz de acabado

Este producto es la capa final que protegerá al microcemento. Sirve para conseguir la completa impermeabilidad del microcemento y para que después se pueda limpiar con cualquier producto común de limpieza (lejía, amoniaco, productos anti cal…). 

En el mercado existe 3 tipos de barniz de acabado: brillo, mate y satinado. Los fabricantes aconsejan el acabado brillo para los suelos y mate o satinado para las paredes. Este producto se aplica también con un rodillo de pelo corto y se recomienda la aplicación de 2 a 3 capas.